Prescindir de enfermeras en la subdirección de Cuidados de La Rioja es “un fraude y un absoluto desprecio hacia nuestra profesión”

11 septiembre 2020
Una enfermera de Atención Primaria toma una muestra de sangre de una persona mayor en plena crisis del COVID 19

El Sindicato de Enfermería, SATSE, rechaza el nombramiento de un periodista como subdirector general de Coordinación Socio Sanitaria y de Cuidados, cargo que hasta ahora ocupaba el enfermero Jorge Mínguez.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, lamenta y rechaza abiertamente la decisión tomada por Salud de prescindir de la profesión enfermera en la subdirección general de Coordinación Socio Sanitaria y de Cuidados, que hasta ayer ocupaba el enfermero Jorge Mínguez Arias y que desde hoy lo hace el periodista Rubén Vinagre Sáenz. 

Si hace justo hoy un año celebrábamos a través de una nota de prensa el nombramiento de dos enfermeros en el organigrama del nuevo Gobierno de La Rioja (Enrique Ramalle y Jorge Mínguez) ahora mismo no podemos hacer otra cosa que lamentar esta decisión y manifestar que “es un absoluto desprecio y una ofensa a nuestra profesión”, afirma Marta Sáenz-Torre, secretaria autonómica de SATSE La Rioja. 

Y es que, en SATSE tenemos muy claro que si la Ley 44/2003 de Ordenación de las profesiones sanitarias define a las enfermeras y enfermeros como los responsables de la dirección, evaluación y prestación de los cuidados de Enfermería orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, así como a la prevención de enfermedades y discapacidades, no tiene ningún sentido prescindir de ellos para dirigir el área de Coordinación Socio sanitaria y de Cuidados y dejarla en manos de profesionales que nada tienen que ver ni con el perfil ni con la titulación sanitaria idónea para ello. 

Nos encontramos con una Dirección de Salud Pública, Consumo y Cuidados que, a todas luces, va a ser incapaz de dar respuestas a las necesidades actuales de cuidados, sanitarios y sociosanitarios, de la población riojana al no contar con los profesionales de enfermería para ello. Por tanto, SATSE exige que los titulares de los puestos directivos relacionados con los Cuidados sean enfermeras. Lo contrario es un despropósito y un fraude para los ciudadanos y para la profesión.