SATSE niega que la escasa vacunación de la COVID en La Rioja se deba a las vacaciones de las enfermeras

07 enero 2021
Vacuna de Pfizer contra el COVID 19

El Sindicato de Enfermería tacha de desafortunadas las declaraciones de la presidenta en relación con las causas por las que la vacunación en La Rioja hasta ahora ha sido escasa.

Desafortunadas y fuera de lugar. Además de faltar a la verdad. El Sindicato de Enfermería, SATSE, rechaza tajantemente las declaraciones de la presidenta de La Rioja, Concha Andreu, en las que ‘culpa’ a las vacaciones de los profesionales sanitarios del lento avance de la vacunación de la COVID 19 en la región.

 “Las vacaciones o descansos del personal sanitario, que nadie pone en duda que sean merecidas, no son en absoluto la causa del bajo porcentaje de vacunación en La Rioja”, afirma Marta Sáenz-Torre, secretaria autonómica de SATSE. Y no lo son por dos motivos “que el Gobierno de La Rioja debería conocer”.

 

El primero de ellos, explican desde SATSE, es porque multitud de enfermeras riojanas han manifestado a sus responsables y superiores jerárquicos su disponibilidad para arrimar el hombro en el caso de que se les necesitase, sean las fechas que sean y queden por disfrutar los días que queden. Y en segundo lugar, porque el propio Servicio Riojano de Salud ya tenía previsto desde antes del comienzo de la campaña de vacunación alargar el plazo para el disfrute de los días de descanso del año 2020 hasta el 15 de marzo del 2021 cuando el personal sanitario no los haya podido disfrutar por necesidades del servicio.

 

Por lo tanto, “si la campaña de vacunación va al ritmo que va podrá ser por cuestiones de estrategia, coordinación, logística o planificación… pero nunca porque las enfermeras estén de vacaciones”.

 

SATSE La Rioja considera que sería mucho más lógico y transparente haber explicado desde primer momento de la campaña de vacunación la estrategia y cronogramas decididos para evitar declaraciones tan confusas y desafortunadas por parte de la presidenta, no solo para informar y tranquilizar a la población, sino también para no poner injustificadamente en el punto de mira a un colectivo que si algo ha demostrado en todo momento, y especialmente desde que comenzase la pandemia, es su profesionalidad y su buena disposición.