SATSE La Rioja exige reforzar las unidades quirúrgicas para hacer frente al plan para reducir listas de espera

15 junio 2022
Enfermera agotada

La situación actual se traduce en que el mismo número de enfermeras tiene que atender a un mayor número de pacientes y con más necesidades de cuidados, lo que “sin duda repercute en la calidad de su asistencia y pone en riesgo la seguridad de los pacientes y de los profesionales”.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha alertado de que la falta de enfermeras para hacer frente al incremento de intervenciones quirúrgicas programadas por el SERIS con el objetivo de reducir las listas de espera en un 25% pone en riesgo tanto la seguridad de los pacientes como de los propios profesionales.

 

Desde el mes de mayo, los quirófanos del Hospital San Pedro tienen intervenciones programadas de lunes a viernes, en horario de mañana y tarde. Alrededor de un millar de operaciones más pero sin contratar para ello a nuevos profesionales sanitarios. “Supone un sobreesfuerzo tremendo que está generando que las enfermeras de quirófanos, unidades de hospitalización quirúrgicas, Reanimación, Cirugía Mayor Ambulatoria, Esterilización y en general todos aquellos servicios que se ven afectados por el incremento de esta actividad, estén al límite de sus posibilidades”, denuncia Marta Sáenz-Torre, secretaria autonómica de SATSE. “No se puede planificar algo así sin reforzar todos los servicios del hospital implicados. Las plantillas están ya muy ajustadas de por sí, con lo que las llamadas peonadas no hacen más que poner de manifiesto las carencias de un sistema con una ratio de pacientes por enfermera muy elevada e insostenible”.

 

En definitiva, la situación actual se traduce en que el mismo número de enfermeras tiene que atender a un mayor número de pacientes, que presentan una alta demanda de cuidados, lo que “sin duda” repercute en la calidad de la asistencia y pone en riesgo la propia seguridad de los pacientes y de los profesionales.